Saltar al contenido

Cortinas para Separar Ambientes

¿Necesitas cortinas para separar ambientes en tu hogar? Si quieres lograrlo de una manera sutil, elegante, personalizable y con una gran dosis de poder estético y decorativo, estos son los productos que estás buscando. Verás que son muchos los beneficios de optar por esta opción y que su coste, además, es irrisorio. ¿Preparado para convertir tu hogar en un lugar de ensueño?

Tipos de cortinas para separar ambientes

Aunque clasificar un producto como la cortina puede resultar infinito, hemos conseguido agrupar nuestros modelos en los siguientes tipos. Por supuesto, dentro de ellos vas a encontrar visillos diferentes por lo que te aconsejamos que le eches un ojo a toda la clasificación para ver qué cortinas separadoras van más con el estilo de tu hogar.

Cortinas de tela tupida

La convencional, la que no falla; opaca, translúcida o una combinación, con o sin tergal. ¡Tú decides! ¡Tenemos decenas en todo tipo de colores y materiales!

Cortinas de época o señoriales

Esas espectaculares combinaciones con impresionante caída que hacen que tu hogar parezca un palacio. ¡Siéntete el rey o la reina de tu casa con estas opciones!

Cortinas bandó

Utilizadas antiguamente para cubrir, hoy son un tipo de cortina que se utiliza de manera individual y que tienen mucho éxito.

Cortinas de hilo

Una de las opciones, quizás, más elegante. La caída del hilo, su sutileza, el efecto que produce al iluminar las estancias… ¡Todo un placer!

Cortinas de cadena

Ideales para hogares con estilos específicos. Gruesas o finas y delicadas, en acabado color plata, oro o cobre, de aluminio, de hiero…

Cortinas enrollables

De disposición horizontal, tipo estor, se despliegan para separar los ambientes y se recogen para ir de uno a otro.

Cortinas tejidas

Obviamente, según el tipo de método usado para tejerlas, tendremos cortinas muy diversas: de borla, de macramé… ¡e incluso de punto si me apuras!

Láminas verticales

Otra elegante opción para ambientes vanguardistas e incluso nórdicos o románticos. Nuestro amplio catálogo te permitirá encontrar las tuyas.

Ventajas de las cortinas para separar ambientes

Sería extraño que no te hubieses enamorado ya de algunos de los modelos que acabas de ver pero, de ser así, te animamos a que conozcas las ventajas que tiene incorporar visillos separadores de ambientes.

  • Primera y evidente: consigues definir los espacios de tu hogar; aunque este beneficio ya se da por supuesto, ¿no?
  • De este anterior punto tenemos también que los espacios muy grandes se pueden aprovechar, creando zonas diferentes sin tener que ocupar una habitación extra. El ejemplo típico es el salón con un rincón de lectura o la habitación principal con la zona de maquillaje.
  • Una de las grandes ventajas de este tipo de separador de ambientes es la rapidez en la que conseguirás intimidad para separar el ambientes. Además darás calidez a la estancia añadiendo textiles. Destacan los textiles opacos, de visillo o los de hilos.
  • Este complemento es ideal para tener un control total sobre la cantidad de luz, algo que puede ser indiferente en muchos hogares pero esencial en muchos otros. Ello se consigue gracias a los sistema de apertura y cierre y también a la opacidad de las telas u otros materiales utilizados.
  • Por lo mismo que lo anterior, también podemos graduar el nivel de intimidad que deseamos, creando desde espacios mínimamente definidos hasta otros prácticamente invisibles desde el espacio contiguo.
  • Al existir tantos tipos de cortinas para separar ambientes no tendrás problemas para que estas encajen con el estilo de tu hogar.
  • Del mismo modo, puedes aprovechar su visibilidad para utilizarlas como elemento decorativo, de manera que no sólo encajen en el estilo sino que aporten algo más, formando parte de la decoración. Los colores, la opacidad, el material y los acabados se deben escoger con mimo.
  • Resulta muy importante destacar que utilizar este método hace que no tengamos que levantar un muro, es decir, meternos en obras, lo cual es mucho más limpio, cómodo, estético y, sobre todo, nos hace mantener el tamaño de las estancias, siendo muy fácil volver al estado inicial cuando esta separación de espacios ya no nos convenga.
  • Además, si optásemos por separar del todo las que serían dos estancias es posible que quedasen demasiado pequeñas, mal iluminadas y que, por ende, perdiesen tanto en estética como en funcionalidad.
  • Aunque se aporta intimidad, una cortina no te deja aislado de lo que pasa al otro lado. Puedes tener a los pequeños a la vista o estar disponible para los demás, simplemente echando una ojeada puedes ver y ser visto.
  • No es una idea adecuada sólo para el ámbito doméstico. Puedes incorporarla en la oficina y en muchos otros negocios, ofreciendo algo diferente y muy estético.

Ideas para separar ambientes con cortinas

Ideas para separar ambientes con cortinas hay a patadas, tantas como piezas. Sería imposible comentarlas todas y aun así se nos seguirían ocurriendo. Por citar algunas…

Tener una cortina entre la cocina y el comedor, de manera que la podamos correr para no dejar pasar humos y olores y descorrer el resto del día para que la luz entre estancias sea máxima.

Hacer una partición en una estancia muy grande, de manera que prácticamente estemos creando una segunda, tal y como hemos comentado antes, por ejemplo, en un salón con rincón de lectura.

Otra buena idea es crear una mayor intimidad en la habitación, enmarcando la zona de la cama para poder disfrutar de una iluminación más tenue en un espacio separado del resto de la habitación.

También podemos optar por este método para crear un falso vestidor en la habitación, consistente en un armario a medida abierto, un par de asientos y la separación en visillo.

Una idea para hogares poco o mal iluminados sería colocar la cortina a media altura, de manera que la luz entrase ampliamente a través de la zona superior.

Puedes utilizarlas para oscurecer tu zona de cine sin que tengas que perder luz en el resto del salón o el dormitorio. De esta manera, podrás disfrutar de una peli de terror mientras que tus plantas disfrutan de rayitos de sol.

Las cortinas DIY son una idea espectacular para personalizar al máximo cualquier ambiente; dirán mucho más de ti que cualquiera que te haya gustado. Compra tu favorita y añádele tu toque.

Las puedes usar también para crear y tapar espacios que no se usen a menudo como una despensa o la zona de plancha. De esta manera, no sólo no pierdes en lo estético con ese tipo de espacios nada atractivos sino que, además, eligiendo la cortina para separar ambientes correcta harás que todo se vea mucho más bello.